Compartir
Publicidad

Por qué los planos de metro son como son (y tienen aspecto de circuito eléctrico)

Por qué los planos de metro son como son (y tienen aspecto de circuito eléctrico)
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Primer plano de metro moderno (1933)

Si vemos planos de metro de las primeras décadas del siglo XX (de las pocas ciudades que contaban con este medio de transporte) comprobaríamos que poco tienen que ver con los planos actuales, mucho más esquemáticos, lineales y coloridos.

Fue Harry Beck, un delineante especializado en circuitos que trabajaba en el Underground londinense, el que en 1931 transformó los anteriores planos más realistas en algo mucho más sencillo y práctico. Los primeros mapas del metro de Londres (unificados a partir de 1906 como "Underground") eran geográficamente correctos, y además mostraban calles y otros elementos locales. Las líneas de los planos del primer metro del mundo no poseían siempre los mismos colores.

La propuesta de Beck, que en un principio fue rechazada, se basaba en tres premisas simplificadoras:

  • Se dio un color diferente a cada una de las líneas.
  • Se numeraron las líneas, ya que antes (y esto se conserva en algunos lugares) llevaban el nombre de las estaciones de inicio y final de línea.
  • Se eliminó la realidad geográfica de los recorridos, las curvas, los cruces entre líneas... De este modo se redujo el trazado de los itinerarios a líneas horizontales, verticales y diagonales. Al usuario de entonces (ni al de ahora) le interesaba saber por dónde transcurre exactamente, geográficamente, su línea, sino las paradas y conexiones entre líneas.
Plano metro Nueva York
Metro de Nueva York (1906)

Esta esquematización no solo revolucionó el plano de transportes, también supuso una gran aportación al diseño gráfico moderno. No obstante, el empleado del metro londinense no las tuvo todas consigo para que este plano de 1931 viera la luz.

Los dirigentes del Underground lo rechazaron en un primer momento porque pensaron que aquello no se podía entender. Pero inmediatamente después de hacer una prueba con el público y comprobar su gran éxito, se instauró en 1933. Los planos del delineante tuvieron varias versiones a lo largo de las décadas siguientes.

Metro Londres 1908
Metro de Londres - Plano de 1908

En 1956 el mismo Harry Beck hizo una versión del "Tube" londinense ampliamente revisada, con algunos cambios como la aparición del Támesis por primera vez de forma rectilínea. Otras propuestas posteriores de este delineante, más esquemáticas todavía (sin diagonales en las líneas de metro), nunca vieron la luz.

En el Museo de Transporte de Londres la London Regional Transport creó en 1990 la galería de Beck, donde se pueden ver sus obras. Se puso una placa conmemorativa en la estación de metro central de Finchley. La idea de Beck ha sido imitada por metro, ferrocarril, autobús y empresas de transporte de todo el mundo que se han basado en sus principios.

El actual plano de metro de Londres es una evolución del trabajo de Harry Beck y del de Paul Garbutt. El resto del mundo siguió el ejemplo de este novedoso plano con aspecto de circuito eléctrico al que ya estamos tan acostumbrados.

Más información | NTLWorld En Diario del viajero | Mapas de metro de todo el mundo dibujados a escala, Oda a los planos de papel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio