Publicidad

Finlandia

Publicidad
Publicidad

Auroras boreales vistas desde el espacio

Europa

El magnífico estectáculo de las auroras boreales que nos regala la Naturaleza, se presentan en esta época del año en el hemisferio norte. Muchos son los que se acercan a lugares tan distantes como Canadá, Noruega o Finlandia para poder...

Leer más »

Noticias de Finlandia en Diario del Viajero

En esta época del año hay pocas horas de luz solar en Finlandia, por lo que las Navidades se iluminan con velas, antorchas y luces de colores que dan un toque cálido a la gelidez del lugar. La tierra de Papá Noel no podía ser menos, y la Navidad es la época festiva más importante y especial del año en el país.

En Finlandia podemos visitar el pueblo de Papá Noel o contemplar una aurora boreal, tal vez desde un iglú. Las semanas previas a la Navidad los preparativos se viven con emoción, se escriben y envían las tarjetas navideñas, se hacen o se compran los adornos, se preparan todos los panes y pasteles especiales y se celebra Santa Lucía el 13 de diciembre.

El domingo previo a la Navidad es un buen momento para plantar y decorar el abeto de navidad. Los finlandeses suelen colgar de sus ramas hileras de banderas de distintos países, símbolo de la amistad entre los pueblos. Otro adorno típico son los “himmeli”, unos móviles de forma geométrica y todo tipo de colgantes artesanales o industriales.

La Navidad en Finlandia es considerada generalmente como un acontecimiento familiar que se celebra a lo largo de tres días, siendo la fecha más importante la Nochebuena, cuando como en tantos otros lugares los finlandeses disfrutan de su cena de Navidad y cuando se reparten los regalos.

A mediodía del 24 de diciembre se proclama en Turku, la antigua capital del país, la “Paz navideña” con grandes solemnidades originarias de la Edad Media. La mayoría de los finlandeses escuchan por radio o ven en la televisión esta ceremonia que marca el inicio de la festividad y casi todas las familias se reúnen junto a la mesa.

Al oscurecer las familias se encaminan al cementerio, donde se suele celebrar una misa a las cinco de la tarde. Se encienden velas en las tumbas de los seres queridos, y algunos depositan una corona o una rama de abeto. Se trata de un espectáculo único, impresionante y, a la vez que teñido de gran respeto, aparece dotado de espectacularidad: la vista que ofrecen las miles de velas titilando sobre las lápidas y el manto de nieve.

Ahora esperamos la llegada de Santa Claus, llamado “Joulupukki” en Finlandia. Este padre navideño realmente visita las casas en la Nochebuena, si en ellas habitan niños buenos. Un secreto: suele tratarse del mismo padre de familia caracterizado, o también puede ser un vecino o un pariente. Los niños de la casa lo reciben y ayudan vestidos de gnomos. Después de unas canciones, Santa Claus tiene que seguir con su tarea y visitar al resto de niños…

El Día de Navidad, 25 de diciembre, se vive en familia también, de modo muy tranquilo, mientras que el día 26 de Diciembre es el día para visitar amigos. Durante estos días es muy típico tomar baños en la sauna, parte integral de la Navidad finlandesa.

La mesa es protagonista en estos días, y son manjares típicos el jamón de Navidad y el pavo como platos principales. Los purés horneados de nabo y patata pueblan las mesas finlandesas desde el siglo XVIII. Tradicionalmente la cena también incluía platos de bacalao y de arroz con leche, comidas que se repiten durante estos días navideños. El salmón, el arenque, las galletas de jengibre y los pudings completan las delicias culinarias de estas fechas. El “Glögi” es el tradicional vino especiado y caliente tomado en fiestas.

Como decimos, el día 26, día de San Esteban, se sale más a la calle y se disfruta con amigos, tradicionalmente se lleva a los más jóvenes de las familias a dar paseos en trineo y se celebran bailes.

Pero si queremos más fiesta, la tendremos en Año Nuevo. Los fuegos artificiales marcan el cambio del año, y con un poco de suerte, en la zona norte del país, los visitantes podrían gozar de los fuegos naturales más hermosos con las luces del norte, la aurora boreal.

En Helsinki los ciudadanos se concentran en Nochevieja para dar la bienvenida al nuevo año, y los fuegos, la música, el baile y el bullicio animan la celebración. En casas, bares y restaurantes corre el champán.

Pero la tradición más importante es la predicción de la fortuna venidera, revelada por objetos escondidos bajo las tazas o echando estaño fundido en un recipiente de agua, y una vez solidificado, interpretando la forma resultante del metal.

El 6 de enero es festivo en Finlandia, y aunque no se celebra de un modo especial, sirve para ir acabando con los platos navideños, quitar los adornos e irse haciendo a la idea de que las navidades han terminado. ¡Felices Fiestas! ¡Hauskaa Joulua!

Más información | Visita Finlandia, Virtual Finland En Diario del viajero | Finlandia

Publicidad
Inicio